Flequillo postizo con diadema

Flequillo postizo con diadema

60,00150,00

Déjanos adivinar…

Te apetece llevar flequillo pero no te atreves a dar el tijeretazo. Pues nuestra solución te viene AL PELO:

Nuevos flequillos postizos con diadema, hechos a medida y exactamente igual que tu pelo. Da igual el largo, color o la calidad del mismo, nosotros lo hacemos basándonos en las características naturales de tu cabello para replicarlas en tu flequillo postizo.

¿Lo mejor?

Que para colocártelo solo tienes que ponerte la diadema sobre la que va confeccionado. Así de sencillo. Coleta, pelo suelto… ¡da igual! Siempre ajusta al instante.

Elige la calidad de pelo de tu flequillo, el complemento de la diadema y, después de valorar las características que mejor se adaptan a tus rasgos mediante una videoconferencia, confeccionaremos a mano tu flequillo postizo solo para ti. 

Prepárate para un cambio de look de quita y pon.

¡Tú decides!

Limpiar

Compra este producto y consigue 6 - 15 Puntos.

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “Flequillo postizo con diadema”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Flequillo postizo con diadema

CABELLO NATURAL / MEZCLA DE SINTÉTICO

Las pelucas mixtas se fabrican con una combinación de cabello natural de alta calidad y una fibra fina sintética resistente al calor.

Este tipo de pelucas se asemejan al cabello natural puro y se consiguen colores particularmente naturales con un cabello flexible y suave.

Son modelos listos para usar, pero al pelo se le puede dar forma al poderse rizar y secar (hasta 140-150 ° C) porque a fibra con la que están fabricadas es muy resistente a las altas temperaturas lo que hace que este tipo de pelucas sean más fáciles de cuidar y de peinar que un cabello natural puro.

La peluca puede ser cortada según las necesidades y gustos.

CABELLO SINTÉTICO RESISTENTE AL CALOR
Ligeras, naturales y disponibles en muchos colores. Las pelucas, las soluciones capilares y tupés hechos de cabello sintético resistente al calor, o fibra High-Heat, tienen un efecto memoria. Gracias a eso el cabello permanece perfecto. Se puede peinar y cambiar a su gusto, por ejemplo con un secador de pelo o plancha. Las fibras sintéticas son livianas y están disponibles en muchos colores, incluyendo canas.

Ventajas a primera vista:
Aspecto natural de alta calidad
Ligero y listo para usar
Amplia selección de colores, incluyendo canas
Resistente al calor hasta 140° Celsius

CABELLO NATURAL DE CALIDAD REMY

Este tipo de cabello admite una personalización total para adaptar la peluca a la imagen de cada persona: se puede alisar o rizar, teñir y cortar al gusto como si fuera el propio cabello.

Este tipo de pelucas está especialmente indicada para personas que buscan una naturalidad total con su peluca con una calidad superior. El cabello real proporciona una cada natural, brillo saludable y un inmediato sentimiento de perfecto confort.

El cabello Remy aporta mucho brillo, suavidad y una gran durabilidad. Este tipo de cabello está seleccionado minuciosamente y pasa unos rigurosos procesos de calidad. Además, el cabello se teje siempre en la dirección natural de la cutícula para evitar que se enrede o haga nudos.

CABELLO DE FIBRA SINTÉTICA

La fibra de cabello sintético proporciona un brillo natural y es visualmente indistinguible entre el cabello natural y el sintético.

El estilo del peinado es muy sencillo, ya que el movimiento del cabello se incorpora en su estructura de modo que puede ser fácilmente trabajado con las manos. Es particularmente notable que con esta fibra se puede producir una amplia gama de colores excepcionalmente brillantes.

Advertencia: el cabello sintético no tolera el calor. También la fricción constante puede ser perjudicial para su durabilidad.

Coloca tu peluca o postizo en una cabeza de pórex.

Para más seguridad la puedes fijar con alfileres pero evita colocarlos directamente en el monofilamento o en tul frontal para no dañarlo.

Antes de comenzar con el proceso de lavado, peina el cabello con un cepillo suave de puntas redondeadas y retira con cuidado los nudos. Si hay restos de productos de cuidado en el cabello, el champú los disolverá automáticamente en el ciclo de lavado.

Humedece el cabello desde la parte superior hasta las puntas bajo el agua tibia. Es importante no sumergir directamente la peluca en agua para evitar que se enrede. Aplica una cantidad de champú del tamaño de una avellana y reparte con suavidad por todo el cabello de la peluca desde la parte superior hasta las puntas, acariciando el cabello sin frotar en ningún momento.

Enjuaga con agua limpia hasta que no quede ningún resto de champú. Si es necesario, realizar una segunda vez este proceso y al finalizar, aplica una pequeña cantidad de acondicionador y repártelo de forma homogénea por todo el cabello de la raíz a las puntas y de forma suave, sin frotar en ningún momento.

Vierte una cantidad de champú del tamaño de una avellana en aproximadamente un litro de agua tibia.

Agita brevemente el aplique antes de sumergirlo en el baño de agua con el champú y déjalo reposar durante unos 10 minutos.

No frotes ni retuerzas en ningún momento el cabello sintético y enjuágalo después con agua limpia y tibia. Para cuidar la estructura del cabello y mantener el cabello sintético suave y flexible, recomendamos un segundo enjuague con acondicionador.

Coloca una pequeña cantidad en un nuevo baño de agua limpia y déjalo actuar durante otros 10 minutos. Luego enjuaga bien el aplique y deja que se seque al aire libre.

Importante: Nunca frotes el postizo o la peluca sintética con una toalla. Sin embargo, puede peinarla suavemente con un cepillo de puntas redondeadas.

Después de secarse al aire libre, tu aplique volverá a su forma original.

Coloca tu peluca o postizo en una cabeza de pórex. Para más seguridad la puedes fijar con alfileres pero evita colocarlos directamente en el monofilamento o en tul frontal para no dañarlo.

Antes de comenzar con el proceso de lavado, peina el cabello con un cepillo suave de puntas redondeadas y retira con cuidado los nudos. Si hay restos de productos de cuidado en el cabello, el champú los disolverá automáticamente en el ciclo de lavado.

Humedece el cabello desde la parte superior hasta las puntas bajo el agua tibia. Es importante no sumergir directamente la peluca en agua para evitar que se enrede. Aplica una cantidad de champú del tamaño de una avellana y reparte con suavidad por todo el cabello de la peluca desde la parte superior hasta las puntas, acariciando el cabello sin frotar en ningún momento. Enjuaga con agua limpia hasta que no quede ningún resto de champú.

Si es necesario, realizar una segunda vez este proceso y al finalizar, aplica una pequeña cantidad de acondicionador y repártelo de forma homogénea por todo el cabello de la raíz a las puntas y de forma suave, sin frotar en ningún momento. Aclara con agua limpia hasta que no queden restos de producto.

Envuelve la peluca en una toalla seca y realiza suaves presiones para eliminar el exceso de agua. Es muy importante no frotar y no retorcer la peluca dentro de la toalla.

Un soporte de peluca o cabeza es ideal para permitir que la peluca o el aplique se seque al aire libre. Después,  puede peinarse la peluca o el postizo como se desee.